Branding - Artículo

Branding para Pymes

El mercado global es cada vez más competitivo y cuenta con una mayor saturación de oferta y demanda. El Branding para pymes permite distinguir una empresa de sus competidores y destacar sobre las demás. Con una estrategia óptima se puede aumentar el prestigio de la marca empresarial, así como ofrecer una imagen que transmita confianza al cliente. Por todo ello, el branding para pymes es idóneo si lo que se pretende es consolidar el negocio y obtener un aumento de las ventas.
 

Claves del Branding para Pymes

El branding es el proceso de construcción, creación y gestión de una marca que le permite tener un lugar reconocible dentro del mercado para llegar al mayor número de consumidores y clientes posibles. El objetivo es aumentar el prestigio y el reconocimiento de las empresas.

Una de las claves de estas acciones es poder distinguir una empresa de otra, así como sus productos y servicios. Del mismo modo, la empresa y la marca empresarial adquirirá un cariz más humano con lo que se conseguirá interpelar las emociones de los consumidores y clientes y, con ello, un posible aumento de ventas.  No solo se trata de que los clientes y consumidores quieran comprar los productos de la empresa o de la marca, sino también de que se sientan identificados con ellos. Una correcta estrategia de branding generará un aumento en las ventas ya que contribuye a posicionar la marca o empresa dentro del mercado global, dándole visibilidad y clientes.

 

Proceso de creación de una marca y Branding para Pymes

El primer paso para la creación de una marca es elegir el nombre adecuado. Un mal nombre puede suponer la condena de una marca ya que esto será lo primero que se sepa de ella; de hecho muchas de las grandes marcas han cambiado de nombre, como eBay, que antes se llamaba AuctionWeb. De lo que se trata es de escoger un nombre que sea original, que no pase de moda y sea fácil de pronunciar y de memorizar

Del mismo modo, es muy importante imprimirle personalidad a la marca, ya no solo en el nombre, sino también en la imagen que la va a representar. El proceso de creación necesita finalizar con una marca que sea completamente diferente y que llame la atención en el mercado porque nunca se ha visto nada igual. 

En segundo lugar, es muy importante crear una identidad a través de una imagen de la marca. Los detalles gráficos de la marca son igual de importantes que el nombre, ya que a través de una imagen es mucho más fácil retener una marca o incluso memorizar el nombre. Del mismo modo, una imagen genera emociones y sensaciones, por lo que los colores, diseños y patrones deben estar enfocados al público al que se pretende llegar

Otro de los pasos fundamentales a la hora de crear una marca es encontrar una propuesta por la cual orientarse a un público consumidor determinado. Para poder llevar a cabo una estrategia de branding para pymes es importante saber cuál es el objetivo de la marca y qué valor aporta al mercado, qué propuesta ofrece al público y a los clientes que la hacen diferente; que la distingue de la competencia y la posiciona por encima del resto. Con esto claro, el último paso será elaborar una estrategia de marketing y comunicación ya sea a través de las redes sociales, los anuncios publicitarios o incluso el packaging. Lo importante es que la imagen de la marca vaya ganando terreno en la mente del cliente y en el propio mercado. 

Así pues, conocer al cliente y saber adaptarte a él permitirá conectar con el consumidor y aumentar la rentabilidad de la marca. A medida que la marca vaya creciendo gracias al branding para pymes la empresa podrá ir conociendo mejor cuáles son las necesidades del cliente y cómo ajustarse a ellas. 


 

Aviso de cookies

Continuar Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la experiencia de navegación
y mejorar nuestros servicios. Al navegar por nuestro sitio web, aceptas nuestra política de cookies.