Influencia del Big Data en la toma de decisiones de un directivo

blogImg

 

¡La información es poder! Y al día de hoy es indispensable para las empresas contar con herramientas Big Data y de analítica avanzada, que les faciliten a los directivos una interpretación lo más correcta posible de la información, para formarse un mejor criterio de análisis de diferentes situaciones y tomar decisiones acertadas en menos tiempo, lo que es vital para mantenerse dentro de la competencia o a la vanguardia del mercado. La base de datos en muchas compañías está evolucionando hacia soluciones Big Data y almacenamiento en la nube para captar y tener a disposición todo detalle interesante para la empresa.

 

Un directivo que presta atención a los datos es capaz de detectar a tiempo las oportunidades y sacar el mejor provecho de éstas en favor de la compañía. Por eso las herramientas Big Data y de analítica avanzada son un apoyo ideal para la toma de decisiones, ya que permiten la captura y procesamiento de ingentes volúmenes de información, sin importar su variedad y complejidad. Estas facultades son las que mejor definen a este conjunto de soportes tecnológicos. 

 

Una gestión innovadora de la base de datos

En líneas generales, las herramientas Big Data más utilizadas se clasifican de acuerdo a su esquema o arquitectura, en tres clases: on-premise, cuya base de datos y soluciones para su analítica están alojados en servidores propios de la empresa; cloud, las que almacenan la data en la nube, mediante servidores de terceros, con capacidades adaptadas a los requerimientos; e híbridos, en los que intervienen ambos esquemas, de acuerdo a la naturaleza, importancia, y uso de la información. 

 

En las arquitecturas on-premise, es más común el empleo de soluciones tradicionales de Business Intelligence. Apenas una cuarta parte de las organizaciones que usan este esquema prefiere herramientas de Big Data propiamente dichas, tales como Spark y Hadoop.

 

Las fuentes de los datos

La mayor parte de las corporaciones alimentan sus herramientas Big Data y de analítica avanzada con datos internos, discriminados en: información de transacciones y de consumo de productos y servicios; data de clientes potenciales y captados; así como los de geo-localización y de navegación en páginas web y apps.

 

Es menos común recurrir a datos externos (open-data, información de organismos públicos o data sobre los competidores, como el scrapping web). Asimismo, las redes sociales y los contenidos compartidos en ellas ofrecen un enorme potencial de datos cuyo aprovechamiento está en auge.

 

¿Para qué utilizan las empresas soluciones Big Data?

Los resultados alcanzados tras el análisis intensivo de la información explican el esplendor de Big Data en la actualidad. Por ello, no resulta extraño que una de las áreas en la que más se utiliza sea el marketing. Gracias a las herramientas Big Data y de analítica avanzada, las empresas pueden predecir diferentes circunstancias en cuanto a las tendencias del mercado, niveles de ventas y cualquier cambio en el comportamiento de los consumidores; así como el momento propicio para lanzar nuevos productos, introducir mejoras a los existentes y aplicar el pricing idóneo. 

 

Muchas cadenas de súper mercados, por ejemplo, recurren a la búsqueda de información y al cruce de bases de datos para estudiar las decisiones de compra de los clientes en determinadas temporadas e incluso al enfrentar situaciones como los fenómenos climatológicos. En tales casos, los directivos han tomado acciones como incrementar su inventario de víveres, obteniendo altos volúmenes de ventas.

 

Por otro lado, la mayoría de los directivos de empresas que ya utilizan soluciones Big Data, afirman que esta innovación les está permitiendo un mayor conocimiento sobre sus clientes, con un consecuente mejoramiento en la gestión de la relación con los mismos.

 

Del igual modo, se ha comprobado la influencia de esta tecnología en el ahorro de recursos y disminución de costes, en la optimización de procesos en empresas manufactureras y de servicios, así como en la gestión de riesgos en aseguradoras y la reducción de fraudes financieros en la banca.

 

Cultura analítica

Está claro que las herramientas Big Data y de analítica avanzada no pretenden sustituir a los directivos en la toma de decisiones. De hecho, como se ha indicado anteriormente, de la cantidad de información, de su procesamiento y de las sugerencias que expongan las soluciones de analítica avanzada, dependerán las resoluciones del gerente. Pero la velocidad del diagnóstico es vital y la habilidad del directivo en este sentido es aún más determinante. Por tanto, es recomendable hacer evaluaciones rápidas que deriven en la ejecución de acciones inmediatas pero previsiblemente exitosas que no requieran considerables inversiones. Al mismo tiempo, es importante elaborar un histórico de cruce de datas y decisiones consecuentes que permitan perfilar proyectos más exigentes a mediano y largo plazo, previendo cualquier circunstancia con base en la experiencia.

 

Por supuesto que estrategias como la que se refirió arriba dependerán del tipo de cultura que caracterice a la empresa. A pesar de los avances tecnológicos y de la superación de muchas prácticas de las organizaciones tradicionales, todavía persiste el criterio de las decisiones por intuición y empirismo antes que por el análisis de datos.

 

Un completo estudio realizado en 2018 por ESADE Institute for Data Driving Decisions Senior Partners, indica que menos de la mitad de las empresas encuestadas (45%) consideran que su cultura de toma de decisiones se soporta en el análisis de datos y aprendizaje por ensayo y error. 

 

Lo cierto es que, de acuerdo al mismo trabajo, las organizaciones que soportan sus decisiones en el seguimiento de datos y en analítica avanzada de datos han reportado resultados exitosos y un mayor retorno de la inversión con sus proyectos en casi un 80%.

 

Por último, el hipotético remplazo de los humanos por las máquinas en asuntos tan delicados como la toma de decisiones quizás resulte un cuestionamiento válido a largo plazo. Pero, actualmente la verdadera preocupación debería estar en cómo aprovechar las ventajas de las soluciones Big Data y de analítica avanzada en los entornos empresariales asumiendo una ética de uso. De este modo, sustraer valor a la información obtenida a través de estas herramientas para satisfacer las expectativas de los consumidores u optimizar los procesos de las compañías, podría aportar beneficios como el logro de una producción cada vez más sustentable e inteligente.

 

 

Aviso de cookies

Continuar Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la experiencia de navegación
y mejorar nuestros servicios. Al navegar por nuestro sitio web, aceptas nuestra política de cookies.